Inicio
 
Homenaje a las juderías de Rodas, Salónica y Cos Imprimir E-Mail
jueves, 23 de agosto de 2007

El 9 del actual, en el templo Shalom de la calle Olleros, se rindió homenaje a los judíos griegos arrasados por la bestia nazi el 29 de Ab de 1944.

Como conozco el hecho histórico, por referencia del rabino Michael Molho y a posteriori por el señor Alberto Liamgot, ambos fallecidos, quise hacerme presente en el referido acto.

En el majestuoso templo que conociera mejores tiempos, se hizo un acto respetuoso en recuerdo de aquellas antiguas juderías griegas cuyo origen se remonta a cinco siglos antes de Cristo

De hecho, el primer tratado comercial entre Judea y Esparta donde ya había judíos, se remonta al año 396 a..c. y desde esa época devienen las poblaciones judías en Grecia y las islas aledañas..

Ese mundo greco-judío con su vasta cultura, obras literarias, musicales, artísticas, vivió bajo la dominación italiana durante el conflicto sin mayores daños.

Cuando los aliados someten a Italia, los nazis, pese a saber perdida la guerra, se apresuraron a invadir las islas para arrear a la masa judía a Auschwitz.

He relatado en numerosos cuentos esos tristes hechos, de todos modos mis relatos no se comparan con el crudo testimonio de mi amigo David Galante, quien, sin golpes bajos, nos hizo conocer su odisea trágica en memoria de los judíos de Rodas cuyo imperativo fue:

“¡Sobrevive y relata!”, el señor Galante cumple estrictamente con el mandato.

El silencio es el amigo de la muerte, fue la expresión de David Galante, aludiendo a que su silencio sería el abandono de sus muertos. Por tal motivo recorre el mundo relatando la odisea de sus hermanos de Salónica, Atenas, Cos, Patras y tantos otros sitios en que comunidades judías fueron destruidas al final de la contienda y aún sabiendo de la inminente derrota a manos de los aliados.

Fue tanto el esmero de los nazis en este tema que enviaron barcos especiales para arrear a la muerte a pequeñas comunidades como la de la isla de Cos (un centenar de judíos) en su afán de completar sus horribles cometidos.

Lamento que no se hayan hecho presentes más concurrentes; los nombres impresos en las paredes nos hablan de todo un mundo que merece ser recordado.

Rescato la presencia de embajadores de distintos países, entre ellos el de Grecia, que con emotivas palabras recordó a los judíos griegos asesinados , como así a los griegos no judíos que dieron su vida por ayudarlos; me impactó cuando mencionó tener una hija descendiente de judíos salónicos, lo cual indica que no hay casi judíos supérstites en el lugar.

También estuvieron presentes numerosos representantes de instituciones judías. No comento sobre ellos porque creo que estaban donde debían estar, es su deber y compromiso; no quiero con esto menoscabar su presencia; otros años no los vi y espero que su concurrencia tenga continuidad en el tiempo.

Cuando evocamos la Shoah, en general, pensamos en las juderías del centro de Europa; poco se supo respecto a los judíos del Adriático y de los puertos mediterráneos, así como de los otros judíos de las costas africanas a quienes el nazismo no olvidó.

En un pasaje del testimonio del Sr. Galante se dice: “Pensamos que al terminar la guerra todos nos pedirían perdón en todo el mundo.” Tan cierto y tan triste esto, dicho por quien sufriera en carne propia la muerte de todos los suyos, que me dio vergüenza ajena escucharlo.

Que los sobrevivientes tengan que sacar fuerzas de flaqueza para revertir conceptos de asesinos que pretenden negar lo ocurrido, debería ser motivo de vergüenza para toda la humanidad..

Cuando el rabino Ernesto Schattah recitó el kadish por los asesinados, todos estuvimos con lágrimas de dolor en nuestros ojos. Fue en ese momento que me acerqué a él para recordarle el clamor desesperado de los judíos griegos desde los trenes que en largas travesías los llevaban a la muerte. El grito era., ”Aiuda, hermano, Aiuda”, resonando en la campiña durante días y noches. A la luz de lo que está ocurriendo hoy, tal vez deberíamos también clamar:”Ayuda hermano, ayuda”, pues los trenes de la indiferencia pretenden conducirnos nuevamente al exterminio.

Cuando los pocos sobrevivientes de las comunidades arrasadas se acercaron a encender una vela por los suyos (y nuestros), tenían en sus pupilas los rostros de todos aquellos que no pudieron gozar de la vida; estaban con ellos y en ese momento nosotros estuvimos también junto a ellos, con nuestros silencios y nuestras lágrimas.

Ya no habrá judíos en Salónica o Rodas que puedan recordarlos. Nuestro deber moral es hacerlo dondequiera que estemos, más allá de ser descendientes de ellos o no.

Eran nuestros hermanos y se los asesinó por ser judíos, motivo suficiente para no olvidarlos.

Isaías Leo kremer

 

 
< Anterior

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2019 Mundo Israelita