Inicio arrow Homenaje a J.K.
 
Jabad, su ideología, su filosofía Imprimir E-Mail
jueves, 29 de enero de 2009

Por Rajel Hendler

(Especial, desde Israel)

Con motivo de que la ortodoxia ganò las elecciones en la AMIA, sin entrar en el problema o discusión partidaria política que, sin duda, se promueve, creemos interesante encarar el tema desde el punto de vista  teórico, semántico, filosófico que es Jabad.

 

Creo que no hay que temer, como ya algunos previenen, que se viene el fundamentalismo. Habrá coaliciones y todo seguirá en orden.

Vemos a Jabad de hoy actuar, inmiscuirse en  política, ayudar a inmigrantes, ayudar a las pequeñas  comunidades judías en Ucrania, esto lo vi personalmente en mi visita allí, pero muchos desconocen la profunda filosofía del Movimiento Jabad y del autor del Tania Rabi Schneur Zalman de Liadi. Cuando pasamos de la primera literatura jasídica a la obra del Rabi Schneur Zalman de Liadi, nos encontramos con una producción completamente nueva, diferente, a la vez que elevada y profunda. Para el historiador o el crítico parecería que pasáramos de un cuarto en penumbra a un salón lleno de luz y claridad. En la primera, el investigador debe, con sus propios medios, descubrir o procurar una unidad o agrupamiento para su análisis.

Si bien no podemos decir que el Rabi Schneur Zalman siguió un método científico la obra está elaborada con criterio lógico que permite al estudioso seguir una línea uniforme de pensamiento.

Según Dubnov, el Tania es único en su género, puede titularse el Moré Hanevojim del judaísmo, siguiendo a Maimónides; es el primer intento o ensayo filosófico en un movimiento místico, donde razón y filosofía habían sido rechazados y descartados como pecaminosos.

En 1876 apareció en un pueblito de Rusia, un libro pequeño titulado Tania (el que conoce la Mishná). No se indicaba el autor, pero en el prólogo que precedía a la obra se hablaba de él: hombre sabio, devoto, santo, puro, jasid y modesto. Pero de todas manera se sospechaba y se suponía su identidad.

Se difundió en Rusia, en Galizia Austríaca no, por influencia de los maskilim, el gobierno prohibió toda circulación de literatura jasídica.

Pero los adeptos de esa zona ya se las ingeniaban para conseguirlo, hacer reproducciones y difundirlo.

El libro en su edición final, constaba de tres partes: Libro del Hombre medio, Acceso al Dios Unico y a la Fe y Mensaje de Penitencia y Santidad

La primera se refiere a la psicología y ética del Jasidismo.

La segunda parte, Acceso al Dios Unico y a la Fe, constituye la base metafísica de todo el sistema, involucra la teoría de la Creación. La ciencia fundamental está contenida en las dos primeras partes. Trataremos de incursionar brevemente en los aspectos allí tratados.

Dice: “Estan cegados sus ojos cuando no saben distinguir Iesh Milesh en el acto de la criatura, de la Creación de Dios Iesh Mehain.  Esto es el límite que separa el Panteísmo filosófico, la diferencia entre los hechos humanos y los divinos.

Esta es la diferencia entre el panteísmo jasídico y el panteísmo de Spinoza, quien niega la diferencia de dos mundos y fusiona al Creador con la naturaleza y sus criaturas del que forma parte integrante.

En otro capítulo de su obra dice Rabi Schneur Zalman:”Todo lo creado y existente es infinito, pequeño, insignificante ante la magnitud de la fuerza que lo hace, la magnitud que lo hace existir y que lo lleva del no hay al hay y del no ser al ser.

“Si el ojo humano pudiera percibir la grandeza espirtitual que envuelve a toda la creación, lo material y corporal casi desaparecería por su infinita pequeñez ante la magnitud del espíritu”.

Rabi Sch. Zalman no sabía que se estaba internando en la filosofìa del siglo XVIII, acercándose a Kant y otros filósofos según los cuales percibimos las cosas no tan cual son, sino como aparecen a nuestros ojos (fenomenalismo).

Siguiendo con el Tania: El hombre medio o intermedio es el hombre normal, el hombre común que se encuentra entre nosotros. Es el Hombre Mediocre de José Ingenieros, diríamos hoy.

Ambas raíces, la del Bien y el Mal están plantadas en el alma humana y el alma humana está, a su vez, compuesta por dos elementos; el alma animal y el alma divina.

La primera, la animal, es la cáscara, el envoltorio, es la que aprisiona la sangre del hombre para con ello dominar el cuerpo. De ella provienen todas las tentaciones y vicios derivados de la naturaleza, a saber: Ira y Altanería, derivadas del fuego; Deseo y Placer, derivados del agua; diversión, burla, necedad, palabras vanas, derivados del viento; Haraganería y Tristeza, derivados de la tierra.

La segunda alma es la porción divina, santificada del Cielo. Cada alma judía tiene una porción , tiene una parte del soplo divino, en mayor o menor proporción. Hay infinitas escalas de divinidad y, por lo tanto, infinitas escalas de almas. Los basamentos del alma divina que mora en cada hombre es el conocimiento en sus tres niveles: sabiduría, inteligencia y pensamiento: Jabad: Jojma, Bina, Daat.

Estas tres dimensiones del conocimiento implican las actitudes emocionales básicas, el amor a Dios y la Reverencia o temor a Dios, que se ponen en evidencia mediante el cumplimiento de las Mitzvot.

La inteligencia en la parte activa. Pensamiento es la asimilación de todo lo externo que brinda la inteligencia; sabidurìa es el tesoro que lo cierra todo.

El predominio del conocimiento sobre el sentimiento, o el dominio del cerebro sobre el corazón, es la meta anhelada en la lucha entre el alma animal y el alma divina.

En consecuencia, la doctrina contempla tres categorías humanas: cuando prima el alma divina y lucha con el alma animal hasta desalojar todo el mal, se llama Justo o Tzadik, si la victoria sobre el mal no es total se llama Hombre Medio, y cuando vence el alma animal se lo llama Perverso.

Así se formó la doctrina Jabad que afianzó y fundamentó la fe en el conocimiento con el alma superior en sus tres etapas: sabidurìa inteligencia y pensamiento.

Se dice que evidentemente el rabi Schneur Zalman inclinó la balanza hacia el Rabinismo, a fin de adelantarse a los cargos de los mitnagdim y de inclinarse más a un movimiento màs ilustrado.

El Tania, obra maestra del Rabi Schneur Zalman, es la expresión de síntesis del Rabinismo y del Jasidismo, impregnado del alma divina, del alma superior emanada del Creador, en las tres escalas del conocimiento; sabiduría, inteligencia y pensamiento.

Buber cuenta en su lilbro “El amor a Dios y el amor al prójimo”: “En el Jasidismo en especial, la llama de unidad Humana, asciende a la unidad divina. Muchos librepensadores pueden aprender del jasidismo que hay una cosa que es la santidad; muchos piadosos pueden apreciar en qué consiste ella”.     

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2019 Mundo Israelita