Inicio arrow Contactar
 
A Moshe le quitaron a sus padres Imprimir E-Mail
jueves, 18 de diciembre de 2008
Terror y antisemitismo en Bombay
Por Bernardo Kliksberg (*)
WASHINGTON.- Asesinaron sin misericordia a más de 200 personas. Sus objetivos fueron los dos hoteles más importantes de Bombay, una estación de ómnibus, un café muy popular, un hospital... Pero -extrañamente, en una ciudad de 19 millones de habitantes- eligieron como blanco central el Jabad Lubavitch, un pequeño centro judío, y exterminaron a todos los allí presentes.

Sólo se salvó, gracias al heroísmo de Sandra Samuel, su cuidadora hindú, el pequeño Moshe, de dos años. Sandra lo encontró llorando desesperado, con los pantaloncitos ensangrentados, junto a los cadáveres de sus padres, los dos tenaces luchadores y entregados educadores que habían fundado el centro, el rabino Gabriel Holtzberg (29 años) y su esposa Rebeca (28).

Como escribió ardiendo de indignación en The New York Times el escritor y catedrático hindú de la Universidad de Nueva York Suketu Mehta, hijo de Bombay: "Con el ataque a la casa de Jabad, por primera vez, se ha convertido en un peligro ser judío en la India". The Wall Street Journal describe: "Con sus pequeños, casi invisibles signos, la Casa de Jabad, que servía como lugar de refugio y fuente de comida kosher para los muchos jóvenes israelíes mochileros que viajaban a la India, era tan difícil de encontrar, que la mayoría de los visitantes preguntaban dónde hallarla en la estación de combustibles cercana. Un empleado de la estación dijo que los terroristas sabían muy bien dónde quedaba. Tiraron una granada en la estación y fueron directo a Jabad".

Los judíos de Bombay son el 0,01% de la población, pero para los asesinos eran una meta prioritaria y estratégica.

Quienes llegaron después encontraron la sinagoga hecha añicos, los libros sagrados con sangre en sus páginas, el cuerpo de la joven rabina cubierto con la ropa de oración. Junto a ella y su esposo, los cadáveres del rabino Leibish Teitelbaum, de Israel; de Benztion Chroman, también israelí; de una mujer judía mexicana y otras víctimas judías.

Los hechos hablaban por sí solos. Como alguien anotó, fueron asesinados pura y simplemente porque eran judíos.

El rabino Holtzberg se había destacado desde joven por su amor al judaísmo y a la educación. Había ganado una competición nacional en los Estados Unidos de conocimientos de Talmud, para estudiantes de secundaria, y después obtuvo el segundo puesto en el concurso internacional, en Israel. Estaba muy orgulloso de haber creado de la nada el Jabad Lubavitch de Bombay y de que hace poco había logrado construir un baño ritual para las familias judías de la ciudad. Acogía con calidez y total generosidad a los visitantes.

Un compañero de generación, el rabino Heller, dice que amaba enseñar y ayudar a la gente. Describe: "En una vida tan corta, hizo cosas que la gente no hace en largas vidas". El vocero de Jabad en Nueva York, Shmotkin, dijo sobre él y su esposa Rebeca: "Eran totalmente desprendidos. No tenían otra vida que diseminar el amor y la bondad".

Los asesinos llevaron la inhumanidad terrorista y el antisemitismo a sus últimos extremos. Su encarnizamiento con Jabad es el mismo que estuvo presente en la masacre de la AMIA. Todavía resuena en Pasteur 633, y en todo el barrio, donde perecieron 86 maestros, asistentes sociales, trabajadores, secretarias, niños, jóvenes y ancianos, la gran pregunta: ¿por qué?, al mismo tiempo que el reclamo de justicia que enarbolan con tanta dignidad entidades, como la AMIA, la DAIA, Familiares y Memoria Activa, acompañadas por todo el pueblo argentino.

El antisemitismo genocida y el terrorismo en general tienen pasos previos. El terreno para que la AMIA, con más de cien años de servicio a la comunidad y el país, y el Jabad de Bombay fueran objetivos de guerra fue preparado por la demonización sistemática de Israel y del pueblo judío, algo que la sociedad argentina ha rechazado continuamente. Cuando el presidente de Irán, Ahmadinejad, llamó repetidamente a la destrucción completa del Estado de Israel, cuando convocó, en reunión inédita, a los principales negadores del Holocausto, en Teherán, y cuando, en la última asamblea de la ONU, dijo: "La dignidad y los derechos de los pueblos americanos y europeos están siendo manipulados por un pequeño y estafador grupo de personas llamados sionistas [septiembre de este año]" estaba cultivando las raíces del odio. Cuando periódicos de amplia circulación en Medio Oriente señalan que los judíos son los principales sospechosos en la crisis financiera o que el atentado contra las Torres fue obra judía, como lo demostraría que "miles de judíos no fueron a trabajar ese día a las Torres", están creando el campo para nuevos holocaustos.

Todo ciudadano libre debe reaccionar frente al terrorismo, por el que en Bombay se asesinó, entre otros, a todos los jóvenes chefs del Taj Mahal, en el hotel Oberoi, a un padre y a su hija, miembros de una comunidad espiritual de Virginia en viaje de introspección a la India; al joven trabajador hindú de un call center único sostén de su madre viuda que pasaba por la puerta de Jabad, y a muchos más. También se deben condenar activamente el antisemitismo y las xenofobias.

Sin embargo, los asesinos y sus instigadores no entendieron algo muy importante. Podían destruir el Jabad Lubavitch y matar a la joven pareja de rabinos, pero los valores que moraban en el recinto de esa sinagoga estaban más allá de toda posibilidad de destrucción, como los que había en la AMIA. Allí el atentado no dejó un ladrillo, pero hoy es nuevamente un potente emporio de educación, trabajo social y espiritualidad.

Los centros Jabad realizan en el mundo desde hace 250 años un trabajo educativo y espiritual respetado universalmente. Se han abierto más de 350 centros en 74 países. Su líder histórico, el rabino Menajem Mendel Schneerson, gigante espiritual, fue honrado, entre otras, con la máxima distinción del Congreso de los EE.UU. por su aporte a la educación. Su dirigente espiritual en la Argentina, el rabino Tzvi Grunblatt, forjador de una vasta red de protección social con instituciones modelo, como el hogar para niños en riesgo Ieladeinu, ha señalado que muy pronto Jabad reabrirá la sinagoga destruida, abrirá otra más y enviará a Bombay una nueva pareja de jóvenes rabinos abnegados.

Hechos como los sucedidos obligan a que nadie sea indiferente. Hay que detener antisemitismos y racismos, y seguir adelante con fuerza renovada en la pelea por crear un mundo donde cada uno sea guardián de su hermano.

 

(*) Economista; acaba de recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires y compartió el Premio 2008 a la Trayectoria Ciudadana de la Secretaría de Culto.

(Del diario “La Nación”

 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2019 Mundo Israelita