Inicio
 
La comunidad judía también fue blanco del ataque terrorista Imprimir E-Mail
jueves, 04 de diciembre de 2008
En la India
A sus 50 años, Norma lo tenía todo listo para concretar su sueño. Faltaban apenas cinco días para realizar su ansiada y postergada  aliá, y a su llegada a Israel se reuniría con dos de sus tres hijos, que ya estaban viviendo en el Estado judío.

Gabriel y Rivka, de 29 y 28 años respectivamente, estaban felices: su pequeño hijo Moshe, de 2 años, crecía feliz, mientras sus padres se ocupaban del crecimiento y desarrollo de la comunidad a la que pertenecían, en una zona del planeta poco propicia para la vida pacífica de las minorías.

Pero Norma, Gabriel y Rivka desconocían que el largo brazo del terrorismo internacional llegaría al centro Nariman de Jabad Lubavitch de Bombay, en la India, como parte de una impresionante serie de ataques fundamentalistas que sembró muerte y más muerte a su paso. Ninguno de los tres sospechaba que ese terror indiscriminado y violento terminaría con sus propios sueños, sus esperanzas y todo lo mucho que tenían aún para dar.

Una vez más, el terror impuso sus reglas. Otra vez, los judíos fueron blanco del odio de fanáticos que sólo saben destruir vidas, sembrar desánimo y terminar con la existencia de víctimas inocentes.

Esta vez, los protagonistas macabros fueron terroristas islámicos que luchan -en teoría- por la independencia de la región de Cachemira, hoy en poder de la India, y poblado por mayoría musulmana. Un hotel de lujo, una estación de tren, un cine y hasta un hospital fueron los blancos elegidos para asesinar a mansalva, a cargo de lunáticos que dicen actuar en nombre de un pretendido deseo de libertad e independencia.

Claro que en el camino estaba el centro Mariman, que dirigía el rabino Gabriel Holzverg junto a su esposa israelí, Rivka. El centro en el que vivía la mexicana Norma Rabinovich, y en el que también murieron Arié Leibish Teitelbaum, de 37 años; Bentzion Chroman, de 28 y Yojeved Orpaz de 62 años, fruto de los disparos de asesinos islámicos que esta vez eligieron no inmolarse, y tal vez vivir para jactarse de haber derramado demasiada sangre judía.

Muchas conjeturas pueden tejerse en torno de este ataque demencial, que superó las previsiones de los servicios de inteligencia internacionales, y las advertencias que sí habían llegado al gobierno indio.

Aun tomando en cuenta que Mariman no fue el objetivo central, como sí lo fueron el hotel Taj Majal o la estación central de trenes, el tomar por asalto la sede de una comunidad judía, retener como rehenes y matar a quienes allí trabajaban o estudiaban, forma parte de una lógica compartida por grupos fundamentalistas como Hamas, Hezbollah o Al Qaeda. Para ellos, todo lo que huela a Occidente y esté cerca de los Estados Unidos es considerado enemigo y merece el peor de los castigos. Así lo expresa, desde algún lugar de Paquistán, Osama bin Laden. Así lo deja en claro, cada vez que puede, el polémico presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad.

Muchos sospechan de la ayuda que Paquistán pudo prestar a los terroristas para planificar y llevar a cabo el ataque. Ese país ya está desde hace rato en la mira de los Estados Unidos, por ser presuntamente el lugar de escondite de Bin Laden y varios de sus lugartenientes.

El ataque simboliza, además, el anunciado golpe fundamentalista con el que los enemigos de Estados Unidos pretenden condicionar al electo presidente Barack Obama, y su polítca hacia el Medio Oriente.

Luego de este terrible despliegue de organización hacia el mal, el senador demócrata debería revisar, antes de ingresar en la Casa Blanca, su promesa de sentarse a dialogar con el presidente iraní y las organizaciones terroristas. ¿Servirá de algo intentar obtener un acuerdo en la mesa de negociaciones, si la respuesta que se obtiene es más violencia, más muerte y más amenazas?

Los ecos de la violencia también llegan a Israel, que hoy vive un momento de transición hasta las elecciones del próximo 10 de febrero. Más violencia fundamentalista aumentaría, sin dudas, las posibilidades electorales del líder del Likud, Biniamin Netaniahu, por encima de la hasta hoy favorita, la actual canciller Tzipi Livni.

Las señales de Obama, como la designación de Hillary Clinton como secretaria de Estado, y el eventual ingreso del ex embajador Daniel Kurzer como negociador especial al Medio Oriente, son datos alentadores. Mientras tanto, Israel llora a los muertos en la casa Mariman, nuevas víctimas de un  terror internacional que no descansa y que, hasta ahora, no tiene frenos efectivos por parte de las grandes potencias del mundo.

 

 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita