Inicio
 
Matemático, Astrónomo, Descubridor de Cometas:Rabí Iehoshúa Ben Janania Imprimir E-Mail
jueves, 20 de noviembre de 2008

Por Moshé Korin

En la Biblia hay prohibiciones terminantes y categóricas con respecto a la adoración de los astros, ligada a la magia y hechicería. Para evitarlo estaba excluido en la antigüedad bíblica el estudio del cielo. Por ello, en esa remota época de la historia judía, estaba a la zaga en Israel el desarrollo de las ciencias naturales, especialmente la astronomía, muy adelantada en Babilonia.

En Deuteronomio,VI, 19 se estatuye: “ No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas y todo el ejército del cielo, seas impulsado y te inclines a ellos y les sirvas…”  Similares conceptos se repiten en Deuteronomio XVII, 2-5).
Esta ley fue dictada unos mil años antes de la era común; o, quizás, al ser “descubierto” el libro del Deuteronomio en el Templo por los sacerdotes del Rey Josías, poco más de 600 años antes de la era común.
Transcurrieron varios siglos y el pueblo judío entró en contacto más estrecho con lo que podía llamarse hace dos mil años, la cultura occidental, de Grecia y Roma, en contraposición con la mesoriental, hebreo-egipcio, mesopotámica.
Hubo fuertes influencias recíprocas, conocidas actualmente con el término de aculturación. A raíz de este hecho surgieron varios estudiosos judíos, con su pensamiento profundo y capacidad analítica, que supieron distinguir entre el estudio de la naturaleza y del cielo, por un lado - como elemento útil y hasta imprescindible - de la adoración y divinización de esos elementos que rodean al hombre.
Su espíritu alerta y emprendedor les indicaba que debían aceptar primero  el estudio de la ciencia  y rechazar lo segundo, verbigracia, la idolatración de los fenómenos de la naturaleza, por supuesto, también los astros. ¿Quién era Rabí Iehoshúa Ben Janania?
Uno de los más insignes de estos estudiosos, en el siglo I de la era moderna, fue sin duda alguna Rabí Iehoshua Ben Janania, uno de los alumnos predilectos de Rabán Iojanán Ben Zakáy, quien lo acompañó en la fundación de la Academia de Iavne, apenas destruido el Templo (año 70, e.c). Él fue uno de los principales propulsores de la mencionada academia y figura descollante entre los más grandes eruditos de su época en leyes judías.
Rabí Iehoshúa Ben Janania vivió durante el primer siglo de la era común, presumiblemente cerca de medio siglo antes de la caída del Segundo Templo y una o dos décadas después. Fue una verdadera luminaria de Israel, siendo uno de los tempranos colaboradores del Talmud; hombre de concepciones no rigoristas en la aplicación de la ley, lo que hoy denominaríamos liberal.
Era, además, un distinguido políglota; se deduce de sus discusiones con gentiles que conocía perfectamente el idioma de éstos; presumiblemente el griego, el latín, y algunos idiomas semitas. Ben Janania era un gran matemático y muy versado en astronomía y ciencias naturales.
De acuerdo a observaciones hechas por Rabí Iehoshúa, daría la sensación que tenía conocimiento de un astro raro y huidizo, probablemente un cometa, no registrado en la astronomía de aquel entonces.
Parece que los movimientos excéntricos de esos astros atrajeron su atención y según lo que se verá más adelante, Ben Janania habría recurrido a sus conocimientos matemáticos, para estudiar retrospectivamente la periodicidad de anteriores apariciones de aquel astro, llamado cometa. Él la habría encontrado y hasta supo predecir con anticipación su retorno, según se relata en el Talmud.                                                                                              
Los Cometas a Través del Tiempo
Como se sabe, los cometas son cuerpos siderales tan misteriosos como  fantásticos, lo que ha dado motivo que, en torno a los mismos,  se tejan numerosas presunciones fantasmagóricas. Según opinión de algunos astrónomos, los cometas serían los únicos mensajeros interestelares, que se aventuran a franquear abismos siderales entre dos o varios sistemas solares y hasta galaxias, salvando a menudo distancias que resultan fantásticas.
Sus trayectorias hiperbólicas, las que resultan incomparablemente más estiradas para el mismo concepto fabuloso de las orbitas planetarias. Cabe reconocer que algunos de ellos no vuelven periódicamente.
El aspecto extraño y misterioso  de estos astros, la espontaneidad de su aparición y desvanecimiento en el cielo, su forma excéntrica, ha creado en la imaginación popular creencias, que los asimilan a presagios funestos, a tal grado, que la visión de tal o cual cometa, ha estado caracterizado por exteriorizaciones de terror y pánico.
Se creyó con insistencia que la aparición de un cometa, significaba inevitablemente una señal del cielo que indicaba la muerte próxima de algún insigne personaje, o el anuncio divino de algún gran desastre. Las falsas profecías sobre el fin del mundo se atribuyeron en más de una oportunidad a la aparición de un cometa. Flavio Josefo y Plinio describen un cometa que apareció durante el terrible sitio de Jerusalem por Tito (año 70 e.c).
Ovidio, terminaba una de sus grandes obras, ligando la muerte de César a la aparición de un cometa que, según el célebre historiador y poeta latino, no era otra cosa que el alma del famoso dictador que se dirigía al cielo. Aparecieron también cometas a la muerte de Constantino, Atila, Mahoma, Felipe Augusto, Napoleón, y muchos más.
Aún se recuerda el sentimiento de angustia y terror que experimentaron ciertos círculos de la humanidad al aparecer en 1910 el célebre cometa “Halley”, pese al hecho que estábamos en pleno siglo de la razón y que la época del misticismo  y la superchería estaban ya distantes.
Hace por lo menos tres siglos que se ha introducido en la ciencia moderna el estudio de estos astros fugitivos, lo que explica el fenómeno de su aparición y existencia a entera satisfacción. Sin embargo, el campo de la investigación esta abierto aún para revelarnos numerosos secretos adicionales. El fugitivo cometa “Kohoutek” nos visto en enero de 1974 sin angustias, pero no con menos expectativas.
Anotemos que el astrónomo británico Halley, descubre para la ciencia moderna el mecanismo de la periodicidad de los cometas, el que, al parecer, ya era conocido en cierto modo, a principios de la era común, por Ieoshúa Ben Janania.
En 1705 Edmond Halley predijo que un cometa, más tarde denominado en su homenaje con su nombre, aparecerá en 1759.
Pese al hecho que el eminente astrónomo dejó de existir en 1742, el cometa no se hizo esperar en la fecha señalada. De tal modo quedó demostrada la periodicidad de los movimientos de algunos cometas, llamados por este hecho, periódicos.
Janania  y el cometa Halley
Aquí podemos hacer reingresar en escena a Rabí Iehshúa Ben Janania, teniendo siempre presente que él vivió poco menos de 700 años antes de Halley.
El gran historiador judío Enrique Graetz se refiere con ciertos detalles a este tema en su “Historia de los Judíos”, según se puede leer a continuación:
“Iehoshúa era no solamente versado en la tradición; parece haber tenido nociones de astronomía y hasta supo calcular la marcha irregular de un cometa. Esta ciencia le fue muy útil en uno de sus viajes. Habiéndose embarcado un día con Gamliel, llevó consigo más víveres de los que se necesitaba normalmente para aquel viaje”
“El capitán, engañado por una estrella, dio una falsa dirección al barco que navegaba sin llegar a destino. Gamliel agotó sus provisiones y se extrañó de ver que su compañero de viaje, tenía aún cantidad suficiente para cederle una parte. Iehoshúa le relató  entonces,  que habiendo previsto por sus cálculos el regreso durante ese año de una estrella  que aparece cada setenta y tantos años,  e induce a error a los navegantes desprevenidos, había tenido la preocupación de abastecerse de abundantes víveres.”
El mismo historiador nos relata, que Gamliel era sucesor de  Rabán Iojanán Ben Zakay, como patriarca, y que Iehoshúa era uno de los más brillantes discípulos de Ben Zakay  y uno de los más célebres  eruditos de la época.
No conocemos exactamente la fecha de la aludida travesía, pero sí la época en  que vivieron Ben Zakay, Gamliel y Iehoshúa.
Refiriéndonos al historiador Graetz, éste presume que Ben Zakay debió haber ejercido sus funciones de patriarca, unos diez años aproximadamente, habiendo ocupado su elevada magistratura en el año setenta, a la caída de Jerusalem, cuando ya era anciano. Es decir que Gamliel habría sido ungido patriarca alrededor del año 80 de la era común.
El cálculo parece resultar, ahora que lo sabemos,sumamente fácil. Ya hemos visto que el cometa “Halley” (presumiblemente observado y calculado por Ben Janania) hace una revolución completa, en torno a su estirada órbita elíptica, en 76 años. Ello significa que en 1900 años hace 25 revoluciones exactas. Vale decir que si apareció en 1910, se vio en el firmamento también en el año 10 de la era común y también en el año 86, época en que ejercía su magistratura Rabán Gamliel, y también fecha aproximada del presunto viaje de éste con Rabí Iehoshúa, cuando se habría producido la aparición del aludido astro, que éste supo prever e interpretar.
Al cometa “Halley” se lo observó por última vez en el año 1986, en las cercanías de la órbita de la tierra.
Incógnitas
Ahora caben las preguntas acuciantes:¿ Acaso Rabí Iehoshúa Ben Janania previó, o descubrió, la existencia del ahora llamado cometa “Halley”, unos diez y siete siglos antes de que este astro se incorporara a la teoría de la periodicidad de los cometas, como así también, antes de que esta misma teoría fuese formulada por Halley?
¿ Acaso aquel ilustre sabio de la ley judía conocía, o cuanto menos intuía, estas leyes y estaba iniciado de alguna forma en la mecánica celeste, cuyo conocimiento se inició oficialmente para la ciencia con Kepler, Copernico, Galileo y Newton muchos siglos más tarde?
De una cosa no cabe duda. Que existen en la historia judía vetas valiosas, aún del todo no estudiadas, que abarcan también el campo de las ciencias puras, que vale la pena rastrear e investigar, lo que posiblemente nos deparará resultados gratamente sorprendentes.          


 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2017 Mundo Israelita