Inicio
 
Enrique Grinberg:Buscar nuevos elementos para que nuestros jóvenes se identifiquen Imprimir E-Mail
jueves, 20 de noviembre de 2008

Reportaje de Natalio Arbiser

En una calurosa mañana de esta primavera vestida de fatigoso verano, “Mundo Israelita” se acercó al despacho de Enrique Grinberg, Representante para el Cono Sur del Departamento de Hagshamá de la Organización Sionista Mundial. Dado que su Departamento trabaja con jóvenes de 18 a 30 años de edad, dialogamos con él para saber cómo es la inserción de la juventud judía de nuestro medio.

Agenda

-¿Cuál es la agenda de Hagshamá en nuestro país?

-En nuestra agenda figuran temas tales como la “aliá”, el sionismo, Israel, el judaísmo, el liderazgo y el activismo juvenil comunitario.

 -¿Ustedes gestionan la aliá…?

-No, precisamente. Pero sí nos ocupamos de que los jóvenes judíos se enteren de que existe esta posibilidad. Nuestra tarea es enriquecerla ideológicamente junto con los movimientos juveniles y otras instancias.

-La tarea la desarrollan con todas las instituciones comunitarias.

-Tenemos un contacto fluido con la mayoría de ellas y hemos desarrollado proyectos con muchas entidades locales a través de los diez años que el Departamento actúa en la región.

 Las cifras

-Hay importantes sectores juveniles que se hallan alejados del judaísmo. ¿Hacen algo por atraerlos?

-Sí, está entre nuestros objetivos y prioridades. Acá, en este estudio exploratorio realizado por el Joint y la Amia (a continuación nuestro entrevistado despliega una importante cantidad de hojas y diagramas que nos enseña a la par que nos explica) que se realizó en 2004 y 2005 tenemos un interesante recorte de los jóvenes judíos de Capital Federal y los partidos del Gran Buenos Aires.

Sobre una proyección de 56.000 jóvenes de entre 18 y 30 años de edad, de los cuales hay quienes tienen dos padres judíos, o bien uno; o un abuelo o abuela, sólo el 55 % de ellos se define como judíos. A su vez, sobre una base de población autodefinida como judía de 163.000 jóvenes, hay un 31 % que asiste a una institución judía. En este caso, sin medir intensidad, así sea que vaya una vez por año a saludar a los padres para Rosh Hashaná.

Y otras cifras más, que a mí me inspiraron la creación de este gráfico. Acá vemos tres círculos de distintos colores, representando cada uno de ellos un diferente nivel de participación y compromiso dentro del judaísmo y el grado de acercamiento o alejamiento de las instituciones.

Los niveles

-El círculo más distante del centro, ¿sería el del sector más alejado…?

-Exactamente. Hay tres niveles que yo he graficado en círculos. El círculo central es el de los jóvenes judíos leales y comprometidos con el judaísmo —institucionalizados—. El círculo que lo circunda es el que integran aquellos jóvenes judíos que si bien no están dentro del judaísmo, podrían llegar a estar —no institucionalizados-institucionalizables—; y, finalmente, el círculo exterior es el de aquellos que están completamente alejados del judaísmo —no institucionalizados-no institucionalizables—.

-¿Y cuál es la respuesta frente a estos diferentes niveles?

-Nosotros intentamos generar una respuesta adecuada a cada nivel. Y las actividades se planifican específicamente orientadas para cada uno de los círculos.

-Una opinión generalizada es que en una franja importante de la juventud, no siente el judaísmo. Y, además hoy nos encontramos con una identidad judía que no es tan definida como antaño…

-Creo que justamente en esto radica el énfasis que debemos poner. De un lado, lo que observamos es que hay cierta apatía por lo judaico, y también mucho desconocimiento. Vemos que antiguamente la identidad judaica estaba dada antes que nada por la familia. Y ahora ésta la ha delegado a las instituciones. Y, mientras que los jóvenes son posmodernos, nuestras instituciones son modernas, por lo que tampoco tienen un mismo lenguaje y códigos, no son muy útiles para la contención y el desarrollo de esta capa etárea. Pero el punto más álgido, sería que hoy la identidad convive entre muchas subjetividades que la constituyen, es más: no sólo convive sino que, en muchos casos, compite. Nosotros hoy debemos buscar nuevos elementos para que nuestros jóvenes se identifiquen.

Subjetividades

-Así, tenemos apasionados por Boca y por River, incluso en jóvenes con formación religiosa… y lo mismo respecto a los grupos musicales…

-Claro, y es a este cambio al que debemos adaptarnos. La identidad ya no es única ni hegemónica, es múltiple y compleja. No existe un joven tipo judío sino diversos tipos de jóvenes judíos. Si hablamos de jóvenes judíos, no sólo hay una diferencia de clase socioeconómica según el barrio en que vivan, la escuela o la sinagoga a la que concurran, también están los jóvenes —incluso religiosos— que son fanáticos hinchas de River o de Boca, y grupos de nuestros jóvenes que se identifican con la cumbia o con la Bersuit y esto forma parte íntegra de su identidad personal. Todo viene así de complejo, para estos jóvenes cierta música pop es parte de su identidad y lo es con la misma fuerza que podría serlo el Hatikva. Y otros jóvenes hasta desconocen el Hatikva. Antes se era un cien por ciento judío, y ahora debemos resignarnos a que lo sean en parte. Como instituciones que trabajamos junto a la comunidad debemos preocuparnos por elevar la subjetividad judía y el vínculo con Israel en estas nuevas generaciones, recreando y dando nuevos sentidos a nuestro milenario legado y valores.

-También ha cambiado la relación entre las generaciones…

-Sí, al punto de que muchas veces estamos frente a dos mujeres y no sabemos cuál es la madre y cuál, la hija. Esto es así porque las madres se visten como sus hijas. Lo que sucede es que hoy la juventud es un valor, y todos quieren ser o parecer jóvenes. Esto desorienta también a los jóvenes, que no encuentran un espacio propio. Pero en el tema que nos atañe, entiendo que el factor de más peso es el que ya te dije antes: la educación judía pasó de la familia a las instituciones se burocratizó algo que era vivencia, valor y sentimiento, entre otras cosas. En la escuela, por ejemplo, el judaísmo es una asignatura, es parte del bagaje cultural antes que una práctica de vida o forma de ver o interpretar el mundo.

-Tenemos también muchos casos de quienes estuvieron ligados a las instituciones en la niñez y la adolescencia, pero que al llegar a los dieciocho, entran a la Facultad y se distancian de las instituciones y de la comunidad judía. ¿Por qué pensás que ocurre esto…?

-Yo en esto voy a ser muy categórico: si alguien está en las instituciones judías hasta esa edad y después se va, es que lo espantamos. No supimos darle un contenido ni fuimos inteligentes para crear los espacios que estos jóvenes necesitan para sentirse incluidos y crecer. Por ejemplo, les dimos una historia muy simplista y cuando toman contacto con la existencia de árabes israelíes y otras problemáticas del Medio Oriente, dicen “me mintieron”. Tenemos que abrir el abanico ideológico, y saber que no basta con el relato oficial desprovisto de matices en el caso del Medio Oriente y, en general. Debemos polemizar, debatir y discutir; en el fragor de estos intercambios está la sana tensión que da vida a nuestro ser judío.

-Parecería que los jóvenes universitarios judíos de nuestro país, se hallan también lejos de Israel…

-Fijate que, sin embargo, este año en un estudio encargado por el Proyecto Masá —un programa de la Sojnut—, el 86 % consideró que Israel tiene bastante o muchísima importancia para los jóvenes judíos argentinos. Pero lo que acontece, es que habitualmente tenemos dos elementos que se repiten en la transmisión, y que no deberían ser el cien por ciento del mensaje: uno, es el atentado contra la AMIA, por lo cual es reconocido el judaísmo argentino y el otro, es el conflicto en Medio Oriente, por lo cual es reconocido Israel, donde los medios nacionales e internacionales llegan con mucha fuerza y no siempre con la verdad de manera totalizadora. 

Nosotros tenemos que esforzarnos por mostrar que eso no es el cien por ciento así que estas cosas pasaron y pasan pero tanto el judaísmo en la Argentina y en el mundo como Israel, son mucho más que este recorte de la realidad. Una manera de mostrarlo fue recientemente cuando al cumplirse los 60 años de Medinat Israel realizamos un póster alusivo, en el que mostrábamos a los artistas israelíes. Esto para que entiendan que también hay otras cosas que pasan en Israel, más allá del conflicto.

-Volviendo a los distintos sectores ¿Qué se hace con los del segundo nivel...?

-Trabajamos de diferentes maneras. Nosotros preparamos actividades, seminarios de capacitación. Lo importante para mi es que se enteren de todo lo que se hace en la comunidad, de las propuestas, y que ellos decidan si o no participar. Diariamente trabajamos con las instituciones para potenciar una mayor presencia y que se le ofrezcan diferentes alternativas a los jóvenes judíos.

-¿Qué fue el Proyecto Betzalel...?

-Es un proyecto frente a la exclusión, que llevamos a cabo luego de la crisis de finales de 2001, teniendo como objetivo demostrar que la gratuidad es un valor, como así también el trabajo en red de instituciones y la apertura de las mismas a los jóvenes ofreciéndoles propuestas de elevado nivel. Se constituyó así un circuito cultural joven con talleres artísticos que nos fueron muy útiles para que se considerase a la cultura como elemento para resignificar la identidad judía y el vínculo con Israel.

-Transmiten una imagen muy singular, que incluye hasta el hip hop...

-Es verdad. Rompimos el modelo consagrado de que venían los viernes y sábados a encuentros grupales; o, incluso que considera que nuestros jóvenes o están el cien por ciento o no están. Para eso llevamos a cabo talleres de distinta duración —desde los de un mes hasta los de un año— y una amplia grilla de actividades entre semana para que cuando dispongan o puedan se incluyan en alguna propuesta. Y los hay de iniciación, intermedios y avanzados. Y en las más diversas disciplinas, incluyendo el citado hip hop y hasta el circo, entre otras.

 Junto con la AMIA

-¿Ustedes trabajan en este proyecto asociados a la AMIA?

-En efecto. En el 2002, junto con el Departamento de Juventud de la AMIA hemos creado el Studio Shenkin, donde cada parte pone un cincuenta por ciento en una enriquecedora sociedad. Y lo llevamos a más de treinta instituciones. Hemos decidido formar elencos y se hicieron producciones, como por ejemplo la banda que toca e interpreta rock israelí, que se llama “Purple Jrein”. Y que viajó al interior e incluso también a Chile y al Uruguay. Ellos así están por un lado brindando un servicio comunitario y, por el otro, muestran un Israel diferente. Incluso van a ir a tocar a las Macabeadas de Veteranos en Pinamar que organiza Faccma a partir del próximo 22 de noviembre.

-¿Y esto les permite una mayor difusión en la juventud...?

-¡Claro que sí! Porque son mil discos que reparten a sus amigos, cientos de actuaciones con muchos jóvenes presentes con lo que también se extiende el abanico de los que reciben información del judaísmo y de Israel. Y también tenemos un conjunto de percusión y canto con temática israelí, con temática judaica. Incluso el de circo, va tomando el valor de la “tzedaká” al ir haciendo presentaciones en los barrios pobres. También presentamos “stand up”, que son monólogos de humor, quienes realizaron funciones por iniciativa propia y autogestión.

-¿Y cómo llega el público a estas presentaciones?

-Nosotros lo propagandizamos a través de diferentes medios. Pero lo interesante de la difusión lograda, es que cuando hicimos el relevamiento de cómo llegaban los asistentes a nuestras funciones y espectáculos, vimos que el cuarenta por ciento viene por los comentarios elogiosos de sus conocidos: jóvenes traen a jóvenes. Esto es un claro indicador de que con este tipo de actividades ampliamos la participación de sectores juveniles judíos a nuestras actividades. Otro ejemplo es el del Studio Shenkin que en este semestre se han inscripto más de mil personas, siendo un 58,4 % de ellos, jóvenes judíos no institucionalizados.

-Finalmente... ¿Cómo se llega al sector juvenil totalmente alejado, el del tercer nivel?

-Aquí estamos en el punto álgido. Lamentablemente, las propuestas que se hacen habitualmente no es para ellos o no les llega de la manera adecuada. Nosotros nos ingeniamos con distintos productos. Así, los dos mil ejemplares que sacábamos de la revista “Telavi” —destinada justamente a los más alejados del judaísmo— se agotaban pronto y se veía a jóvenes judíos ansiosos por consumir este producto. Pero el último número salió en mayo de 2008, porque las autoridades de nuestro Departamento en Israel tienen criterios más rígidos y, lamentablemente —pese al éxito y la aceptación de este público—, nos ordenaron levantar esta revista.

En el trabajo con voluntarios, que es como trabajamos, nosotros fijamos en conjunto con ellos pautas y temas de los que se pueden reír y otros, que no. Pero no puedo censurar a voluntarios. Si el lector se ríe, ya hay una primera manera de establecer un vínculo y es allí donde residía el secreto de “Telavi” de llegar a los jóvenes —y entre ellos a los más alejados— de una manera diferente. También esto posibilitaba que vean las propuestas institucionales, entre otras: la beca de Masá que les permite ir a Israel, una nota central sobre algún tema judío y un reportaje a una personalidad judía diferente en cada número.

-Ustedes también editaban “Horizonte”... ¿Qué pasó?

-Sí, además durante seis años hemos sacado una publicación de riguroso nivel como “Horizonte”, dedicada al análisis de los acontecimientos en Israel y al Medio Oriente. Allí tuvimos la colaboración de periodistas, políticos, académicos. Incluso desde diarios nacionales la citaban como fuente. Y tuvo mucha repercusión un reportaje que se le hizo a Miguel Ángel Toma en el que decía que lo llamaban “sionista” porque perseguía al terrorismo. Por razones presupuestarias, desde diciembre de 2007 pasó a la web.

Y además de la página web que tenemos, nuestra Agenda Universitaria llega a través del correo electrónico cada martes a 36.000 personas, en su mayoría jóvenes que pueden o no asistir a instituciones.

 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita