Inicio
 
Varicela y Herpes Zóster Imprimir E-Mail
jueves, 13 de noviembre de 2008
Dos padecimientos para el VVZ
Ciencia / Salud                                                            
Una puerta abierta al conocimiento
Por la Dra. Corina Schvartzapel
La varicela es una enfermedad infecciosa frecuente,  relacionada al Virus Varicela Zóster -VVZ.  El rasgo que caracteriza a este microorganismo es su capacidad de permanecer  en estado de latencia en los ganglios sensitivos durante toda la vida de aquel individuo que con una primera infección tuvo la varicela.  El virus escondido, en determinadas circunstancias puede reactivarse y producir lo que se conoce como herpes zóster (culebrilla).

HISTORIA 

El herpes zóster ha sido reconocido, desde tiempos antiguos, como una entidad clínica única a causa del exantema vesicular dermatomérico. En términos comunes, significa que esta enfermedad cutánea extiende el rash en forma de líneas onduladas que semejan a las rápidas ondulaciones del cuerpo de una especie de culebra de pequeño tamaño que utiliza como estilo propio para nadar. De ahí el nombre popular de“culebrilla”.

Pero en realidad, el rash de líneas onduladas que se observa en una zona de la piel se debe a la inervación con fibras que proceden de una determinada raíz de la médula espinal.

Sin embargo, la varicela se confundía con la viruela. Fue así que durante mucho tiempo se pensó que la varicela y el herpes zóster eran enfermedades independientes, sin conexión alguna.

En 1875 Steiner consiguió transmitir con éxito el VVZ (el virus aún no había sido aislado) mediante la inoculación del líquido procedente de una persona que padecía varicela a voluntarios. Más tarde se observó la aparición de varicela en personas que habían tenido contacto íntimo con otras que padecían herpes zóster. Sucesivos trabajos de investigación permitieron, en 1943, sugerir que la reactivación del VVZ latente estaba relacionada al herpes zóster. Otros estudios también encontraron similitudes, como son: las características de los tejidos observados al microscopio de las lesiones cutáneas; la epidemiología y la respuesta inmunitaria del individuo. Todas indicaban que la varicela y el herpes zóster estaban relacionados al mismo virus. Al ser aislado el virus en 1958 y, por lo tanto, al conocer su biología, incluyendo su ADN, se comprobó que los virus que procedían de pacientes con varicela o herpes zóster producían cambios similares en cultivos celulares. De ahí la aceptación universal de que ambas enfermedades estaban relacionadas por el VVZ. 

VARICELA

La varicela, comúnmente denominada “viruelas locas” es una de las enfermedades clásicas de la infancia, ya que el 90% de los casos se produce en menores de 13 años, es decir afecta a los niños en edad escolar o preescolar. El 10% restante afecta a personas mayores de 15 años. En los niños suele ser leve pero en adolescentes y adultos tiene mayor riesgo de complicaciones. Puede aparecer en cualquier época del año, aunque es más frecuente en el invierno y la primavera. Si bien se asume que el virus VVZ se propaga por vía respiratoria y se replica en la nasofaringe o en el tracto respiratorio superior, en muy pocas ocasiones es posible recuperarlo en personas que están incubando el VVZ. Sin embargo, en la actualidad, las técnicas modernas de laboratorio que permiten detectar el ADN del VVZ apoyan la teoría de la transmisión por vía respiratoria. 

La varicela es una enfermedad exantemática (eruptiva) generalizada que se identifica por presentar al mismo tiempo las cuatro diferentes formas evolutivas de rash. Por ello se la conoce como enfermedad exantemática maculopapulovesiculocastrosa. Estos son brotes sucesivas de lesiones pruríticas (picazón y deseo de rascarse) que aparecen en la piel y mucosas y son las que orientan el diagnóstico clínico. 

La enfermedad tiene un período de incubación (es decir, el intervalo de tiempo entre la exposición de una persona susceptible hasta el momento en que se desarrolla el exantema vesicular) que en general es de 14 a 15 días, pero también puede transcurrir de 10 a 20 días. El contagio se produce desde las 48 horas antes del brote hasta 4-5 días después de la formación de las costras.

HERPES ZÓSTER

El VVZ se esconde (se vuelve latente) tras la infección primaria en los ganglios de las raíces dorsales. La reactivación produce el herpes zóster, que es una enfermedad azarosa. No se conoce aún el mecanismo biológico por el que el VVZ establece la latencia. Es una enfermedad que ocurre a todas las edades, pero en general, afecta a más del 20% de la población, sobre todo a los ancianos. La culebrilla se produce en aquellos que han padecido varicela.

El herpes zóster aparece en los dos primeros años de vida en niños nacidos de madres que padecieron la varicela durante el embarazo. Estos casos reflejan la existencia de varicela en el útero con reactivación en edad temprana. 

PREVENCIÓN

En el huésped normal, la profilaxis de la varicela se realiza mediante la vacunación. 

Existe una vacuna de virus vivos atenuados y se recomienda su uso en niños sanos y adultos susceptibles.

La vacuna es efectiva, con una protección de alrededor del 80%, aunque ésta disminuye en los niños vacunados menores de 13 meses.

La posible transmisión del VVZ en el hospital a pacientes inmunosuprimidos, sobre todo niños, es un problema grave. Los pacientes que precisan hospitalización a causa de la varicela constituyen una fuente de infección dentro del establecimiento sanitario. El alto riesgo se debe a que aproximadamente el 10% de los adultos no estuvo en contacto con el VVZ, por lo que no posee anticuerpos específicos que puedan neutralizar la presencia del virus en su organismo. Como dijimos más arriba, el VVZ se propaga por vía respiratoria; por lo tanto, es necesario controlar las corrientes de aire de un área a otra del hospital para evitar la transmisión de la infección.

Para la prevención de las personas inmunocomprometidas, que no han estado expuestas con anterioridad a la varicela, se le debe administrar inmunoglobulinas específicas. El mismo criterio se debe seguir para las mujeres embarazadas que no tuvieron varicela y han tenido una exposición considerable. También la misma consideración para el recién nacido cuya madre inició la varicela en el período comprendido entre 5 días antes del parto y 48 después del mismo.

Dos padecimientos para el VVZ 

El desarrollo científico y el avance tecnológico contribuyeron a: el conocimiento de la biología del VVZ; a corroborar la vía de transmisión respiratoria ; a reconocer el mecanismo que utiliza el virus para penetrar en las células de los tejidos; a reconocer que el VVZ esta relacionado tanto a la varicela como al herpes zóster. Y será exiguo el tiempo para conocer el mecanismo biológico por el cual el VVZ se esconde en los ganglios de las raices dorsales. Pero, frente a todos estos avances no tenemos que olvidar que grandes pensadores como Steiner ya en 1875 y sin tecnologia dio el primer puntapié para abrir la puerta al conocimiento de los padecimientos relacionados al VVZ.

 

 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2021 Mundo Israelita