Inicio
 
Sudáfrica Imprimir E-Mail
jueves, 28 de agosto de 2008

Por Rodolfo Jacobi

(Especial, desde Jerusalem)

En los tiempos del apartheid (segregación) en Sudáfrica, bajo un gobierno blanco nacionalista, los ciento veinte mil judíos que vivían en el país alrededor de 1970-1980 tuvieron un nivel de vida más alto que en cualquier lugar el mundo. Poseer servidumbre negra de dos o tres almas fue un mínimo para familias modestas.

 

La mayoría de los judíos se identificaba con el partido democrático en oposición que discriminaba menos a la población negra que triplicaba o cuadruplicaba a los habitantes blancos. Después de Ciudad del Cabo, sede del Parlamento, Johannesburgo es la ciudad más grande con más de un millón y medio de habitantes. Hoy no esta exento de peligro transitar por la metrópoli; son frecuentes los asaltos, los robos, las violaciones e inclusive los asesinatos. Los blancos prefieren viajar en sus coches del hogar a su lugar de trabajo y viceversa con las ventanas del auto bien cerradas. Dicen que la situación mejoró en los últimos años, pero dista de ser como en la época del dominio autoritario de la minoría blanca.

Según un censo de 1991 había en el país aproximadamente sesenta mil judíos, principalmente en Johannesburgo y Ciudad del Cabo, vale decir la mitad de diez años atrás. Los destinos de los emigrantes judíos fueron Australia y los Estados Unidos y en bastante menor grado Israel. El problema de los que querían abandonar el país fue la casi imposibilidad de vender sus bienes y llevar consigo un valor real de la propiedad o lo que fuera. Para los muy ricos –que siempre tienen capitales en el exterior- no fue tan grave pero los menos fueron millonarios. En la actualidad la emigración se redujo enormemente y en Israel hace un tiempo que no se observa la llegada de olim de Sudáfrica. El antisemitismo entre la población negra sigue en cierta medida pero parece haber disminuido. También los setimientos anti-israelíes hace poco todavía bastante divulgados, han decrecido, no obstante los ochocietos mil musulmanes que actualmente viven en Sudáfrica.

Tradicionalmente la comunidad judía del país fue nominalmente ortodoxa en un ochenta por ciento. Comer kosher llego a ser una costumbre para muchos que en sus países de origen no se atuvieron a la dieta religiosa. El Gran Rabino de Sudáfrica, Warren Goldstein, de sólo 37 años de edad, es optimista con respecto al futuro de los judíos en la República. Cuando el Rabi asumió su cargo en abril de 2005 en la sinagoga Sandton en Johannesburgo, entre los asistentes al acto se encontró el presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki. Fue la primera vez que un gobernante del país se hizo presente en semejante acontecimiento. Por supuesto, Mbeki no desconocía que el Gran Rabino Goldstein desde su juventud fue un adversario del apartheid, o sea de la segregación de los negros. Warren Goldstein pertenecía al movimiento religioso sionista Bnei Akiba. Antes de asumir como Gran Rabino fue la autoridad rabínica en la sinagoga Glenhazelen en Johannesburgo. Varias familias que pertenecían a la Kehilá y que habían emigrado, volvieron al país.

Hay muchas contradicciones en las apreciaciones de la situación para los judíos de Sudáfrica. El antisemitismo, aunque disminuido, juega todavía un papel pues los negros de muchas partes del mundo son en su mayoría tercermundistas y, por lo tanto, solidarios con los palestinos contrarios a Israel. Los negros de la República Sudafricana no olvidaron la estrecha relación militar entre Israel y el anterior gobierno blanco sudafricano de apartheid de los años setenta y ochenta. Ahora, Ciudad del Cabo y Durban son los centros fundamentalistas de los musulmanes. No es fácil compartir el optimismo del Gran Rabino teniendo en cuenta que para judíos –como para los demás blancos- los puestos académicos son muy difíciles de conseguir. Los negros tienen “la manija” en todos los sentidos y dan preferencia a sus semejantes. Rabi Goldstein afirma que no hay un antisemitismo oficial. Ningún judío que va con una kipá (gorrita) a la sinagoga es molestado. La comunidad musulmana sí es antijudía pero en general no violenta.

Los judíos todavía se destacan en la política y la justicia. Tony León fue líder del principal partido de oposición hasta 2007 (anunció su intención de renunciar en noviembre de 2006 pero mantendrá su puesto en el Parlamento hasta 2009). Richard Goldstone de 70 años fue juez en y fuera de Sudáfrica. Durante nueve años actuó en la redacción de la Constitución que llevó al poder al nuevo régimen democrático libre (ya en 1980 llego a ser supremo juez de Transvaal). En 2004 fue nombrado por Kofi Annan secretario de la UN para integrar el Comité Internacional Independiente presidido por Paul Volcker para investigar el programa iraquí petróleo por alimentos.

El Gran Rabino Goldstein se hizo cargo de su función en reemplazo del Rabino Cyril Harris, fallecido de cáncer a los 68 años y enterrado en Jerusalem (Har Hamenujot). En 1994, Nelson Mandela al asumir la presidencia de Sudáfrica invitó al Rabino Harris a dirigir la palabra a los presentes. Al fallecer el entonces Gran Rabino Harris, Mandela hizo pública una declaración terminándola con la bendición africana hamba kale (descansa en paz).

En la Universidad Witwatersrand, de Johannesburgo, la más importante sudafricana, los negros y los izquierdistas llevan la voz cantante. El rabino Warren Goldstein recibió su doctorado en este centro de estudio.

Al principio de los años noventa, la Embajada de Israel en Johannesburgo advirtió a los judíos del país que el tiempo apremiaba; que la aliyá podría ser una cuestión de vida o muerte y presentó planes de evacuación de emergencia. Afortunadamente, la pesadilla no se produjo.

El paso del apartheid a la democracia fue pacífica, con Mandela como el gran inspirador unificador. El Rabi Goldstein sostiene que la economía crece, el Rand (la moneda) se recupera y que en Sudáfrica, país social-demócrata capitalista, la vida mejoró y la aliyá bajó. De 595 emigrantes judíos en 1994 a 97 en 2004. Tanto el Gran Rabino anterior como el actual sostienen que la única alternativa para los judíos de Sudáfrica es “o te quedas en casa o te vas a casa” (Israel).

El ex presidente y ex preso Mandela escribió una vez “encontré a los judíos más abiertos que la mayoría de los blancos en temas de razas y política, quizás porque ellos mismos fueron víctimas de prejuicios históricamente”.

En un canal liderado por el Premio Nobel de la Paz (1984) el arzobismo Desmond Tutu y el Gran Rabino Cyril Harris, tildándose de “hermano” y “amigo”, el Rabino Harris manifestó que muchos en la comunidad judía no estuvieron de acuerdo con el apartheid y casi todos se sintieron tensionados y hasta angustiados por el tema aunque de una u otra manera se beneficiaron bajo este sistema. Los judíos deben disculparse por haber sido favorecidos por el antiguo régimen por ser blancos.

En los años del apartheid varios judíos lucharon contra esta discriminación, por ejemplo Artmur Goldreich, arrestado junto con Mandela en los años sesenta. Logró escapar de la prisión y llegó a Israel. Otro judío, Percy Yutar, fiscal en el juicio de Rivonia, envió a Mandela a la prisión por 27 años. Se ve que había judíos en ambos bandos. Después de la Guerra de los Seis Días los negros de Sudáfrica comenzaron a simpatizar con los árabes y los blancos nacionalistas, aún en el poder de Sudáfrica, establecieron buenas relaciones con el Estado de Israel. Durante la Segunda Guerra Mundial muchos de los líderes blancos del apartheid simpatizaron más o menos abiertamente con los nazis. Respecto a los judíos corría un chiste que decía que la colectividad votaba por la oposición democrática antiapartheid  pero esperaba que los nacionalistas ganaran. En realidad no se opusieron al apartheid activamente por no ser víctimas de tal sistema. Arguyeron que no se querían meter en la política del país.

En 1975 el primer ministro de Israel, Itzjak Rabín Z´L, expresó que los judíos estaban en contra del apartheid pero que Israel necesitaba naciones amigas en todas partes y que por eso habían establecido relaciones con el gobierno blanco de Sudáfrica. La policía blanca sudafricana usó vehículos contra negros que protestaban contra el apartheid lanzando arena y cascotes. Estos vehículos fueron construidos en el Kibutz de Beit Alfa en Israel.

Cuando Mandela fue liberado de la prisión, en 1990, expresó su gratitud a Yasser Arafat y a Maumuar Ghadafi, entre muchos otros, por haberlo apoyado a él y a su movimiento, a su vez prometió apoyo a palestinos y a Libia. Los judíos de Sudáfrica se enojaron pero debieron entender que Mandela, después de 27 años de prisión no pudo olvidar la verdad, o sea que en la lucha antiapartheid, Arafat y Ghadafi lo apoyaron e Israel se alió con el régimen blanco. A los ojos de la mayoría negra de Sudáfrica las intifadas y la ocupación de tierras árabes en Cisjordania no obraron en favor de Israel. Con todo, en los últimos años se produjeron cambios favorables.

Se admite en Sudáfrica que Israel es, probablemente, el único país democrático en el Cercano Oriente pero las restricciones a que son sometidos los palestinos provocan aún críticas en la población negra. 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita